¿Refrigeración líquida o tradicional?

La refrigeración es una de las partes más importantes de nuestros ordenadores y dispositivos electrónicos, ya sean portátiles o de sobremesa, esta disipación de calor será la que conseguirá que nuestro ordenador sea una compleja máquina para realizar casi cualquier cosa o un horno que destroce nuestros componentes. En el mercado podemos encontrar disipación de todo tipo, desde precios muy económicos hasta desorbitados, todo depende de el método que queramos usar para refrigerar.

Los dos sistemas más usados son la refrigeración por aire y por agua, cada uno con ventajas y desventajas que veremos a continuación para saber realmente lo que necesita nuestro ordenador.

Refrigeración por aire

La refrigeración por aire, es la más básica que encontraremos, como norma general todos los ordenadores nos vendrán con dicha refrigeración. Dentro de esta categoría encontramos 2 métodos.

El primero se trata de refrigeración por aire “pasiva”, este método es el menos efectivo, pero es totalmente silencioso. Su funcionamiento es fácil, se trata de un radiador que cede el calor al ambiente mediante aletas, pues está en contacto con alguna pieza del ordenador, y al ser el aire caliente más liviano, este se mueve permitiendo el flujo de aire. La otra ventaja de este modelo es que duran muchísimo tiempo, pues no disponen de ningún mecanismo móvil que se pueda ir estropeando con el paso del tiempo.

La segunda opción, es la más usual actualmente, pues ya hasta los procesadores vienen un un disipador. Se trata de la refrigeración por aire “activa”. Este método funciona a través de ventiladores, disipadores y extractores que se encargan de introducir aire frío al ordenador o sacar aire caliente de su interior. Otros mecanismos más complejos traen disipación de aire activa y pasiva a la vez, que mejora aún más la refrigeración del mismo.

Las ventajas de este método es que enfría mucho más que la refrigeración pasiva de aire, pero tiene un precio algo más elevado. Al disponer de piezas que están constantemente en movimiento pueden ir estropeándose con el tiempo por lo que duran menos que las anteriores. Aún así, su montaje sigue siendo bastante fácil.

En conclusión este tipo de refrigeración es la más adecuada para usuarios con conocimientos medios o bajos, que solo busquen en el ordenador un compañero que les ayude a realizar tareas o jugar a sus videojuegos favoritos. Pero si por el contrario estás deseando realizar Overclocking a tu PC esta no es tu mejor opción.

Si de verdad es esta vuestro opción, debéis saber que hay todo tipo de ventiladores para todas las piezas de nuestro ordenador, y así conseguir la temperatura óptima que necesitamos. Podéis ver todas las opciones que hay, desde nuestra categoría “Refrigeración”.

Refrigeración líquida

La refrigeración líquida tiene un funcionamiento muy simple. Hacemos un circuito cerrado dentro del ordenador, donde hacemos contacto con todas las piezas que nos interese refrigerar, dentro de ese circuito se encuentra un líquido refrigerante que se va moviendo por todo el circuito gracias a una bomba. Ahora el calor que emite cada pieza lo absorbe el agua que está en constante movimiento y llega a un radiador (puede ser doble, triple e incluso cuádruple) que enfría el líquido, y este vuelve a circular por todo el circuito.

Muchas son las ventajas de las que dispone la refrigeración líquida. Para empezar es el sistema más efectivo que encontraremos sin tener que llegar a la refrigeración extrema (mediante nitrógeno líquido). Son totalmente silenciosos, al ir por agua sonará menos que cualquier dispositivo de aire activo. Disponemos de cientos de modelos, que nos ayudarán a tener un ordenador mucho más estético, pues es una herramienta fundamental para los amantes del “Modding”.

Si bien tiene muchísimas cosas buenas, también trae consigo arriesgadas desventajas. La más importante, son los peligros que trae, pues una mala instalación puede hacernos tener una fuga que pueda dañar las piezas de nuestro equipo. También se necesita bastante habilidad para montar e instalar los kits completos, aunque ya se disponen de kits preparados y muy fáciles de usar. A parte de esto los precios pueden subir bastante dependiendo de la potencia y calidad que busquemos.
Los usos más habituales para los que elijan esta opción son el “Modding”, apasionados de la informática, que quieran Overclockear sus ordenadores y dar el 100% de lo que sus máquinas les pueden dar y expertos que necesiten una potente refrigeración para renderizar o hacer cualquiera de las funciones más complejas y costosas que pueda realizar un ordenador.

En conclusión

Refrigeración tradicional

Precio: La refrigeración tradicional puede ser bastante económica si no necesitamos nada potente, tenemos desde ventiladores que rondan los 5 euros hasta disipadores más complejos que pasan los 73 euros.

Rendimiento: Te dará un buen rendimiento siempre que no abuses, el overclock más avanzado y las aplicaciones más pesadas no estarán a tu alcance.

Peligros: Prácticamente ninguno, como mucho el aspa de un ventilador mal colocado puede ir erosionando un cable hasta partirlo. Por eso es recomendable tener los cables por la parte trasera de la caja y unidos por bridas. Debemos tener cuidado con el polvo, pues puede reducir bastante la cantidad de flujo.

Refrigeración líquida

Precio: Debemos tener claro lo que buscamos pues el presupuesto se nos puede disparar. Lo más básicos pueden costar unos 42 euros, pero solo irán conectados a el procesador. Si por el contrario buscamos que refrigere todo nuestro equipo, y además sea muy estético, pueden pasar los 1000 euros si sumamos todas las piezas (bloques de cada componente racores…).

Rendimiento: Óptimo, no tendrás problema a la hora de exprimir tu ordenador, disfrutarás sin preocuparte de la temperatura, y todo esto sin ningún ruido.

Peligros: Con una instalación buena no debemos tener problema, pero siempre hay que tener en cuenta los fallos de fábrica, lo peor que nos puede pasar es una fuga en la manguera, que podría estropear todo el ordenador.

Ya con esto tenemos la información necesaria para poder decidir. Os animamos a que indaguéis más y así podáis perfeccionar todos vuestros conocimientos y nos visitéis en Ibertrónica.es para descubrir toda nuestra oferta en productos de refrigeración. 

Comprar Online